Daniel Barenboim decía que la música es la más experta expresión del alma.  Isadora Duncan decía que la música convierte el cuerpo en la voz de los dioses de la naturaleza. En Colombia al escuchar muchas canciones tenemos la certeza de que son la expresión del ÑERO. Plop 2 analiza concienzudamente esta desagradable poética. Este lamentable vuelo imaginativo.