Redes-LECTURAS-DRAMATICAS-Cuadradas-B

 

Desde su fundación, el Teatro Libre ha fomentado la escritura dramática en el país. De sus talleres de dramaturgia salieron obras como La agonía del difunto de Esteban Navajas, Los inquilinos de la ira de Jairo Aníbal Niño o La huelga de Sebastián Ospina. Igualmente, el grupo ha montado obras de escritores como Piedad Bonnett o Gabriel García Márquez. En este año, y como parte de la celebración de sus 45 años, se van a hacer lecturas dramáticas de las principales obras colombianas que el Teatro Libre ha montado en su historia.

 

Diatriba de amor contra un hombre sentado, Gabriel García Márquez

1 de septiembre – 3:00p.m. (Teatro Libre Centro)

Año de estreno Teatro Libre: 1994

“¡Nada se parece tanto al infierno como un matrimonio feliz!” Así inicia Graciela -esposa de un hombre acomodado, en la antesala delas bodas de plata de su matrimonio- su monólogo, su diálogo frustrado más bien, sobre la dicha y la infelicidad íntima, sobre el paralelismo entre el ascenso social y el crecimiento del desamor. Graciela se dirige a su marido; pero este es un maniquí, un objeto sobre el que proyectar el desencanto de una vida jalonada de pérdidas: de la confianza en él, del respeto por él, del valor de sus sentimientos hacia él. Todo para saber que, a pesar de sus rencores, ni siquiera le queda el consuelo de decirle que no le ama. Diatriba de amor contra un hombre sentado, monólogo en un acto, es la reconstrucción de una vida compartida y un retrato de una mujer presa de un amor que sabe que no podrá compartir, atenazada por una “soledad sonora” sin mística pero con sordina.

 

El sol subterráneo, Jairo Aníbal Niño

8 de septiembre – 3:00 p.m. (Teatro Libre Centro)

Año de estreno en el Teatro Libre: 1976

Un viejo y nunca habitado caserón se ha erigido en símbolo del silencio culpable.  El arribo a la zona bananera y su instalación allí de una maestra de escuela y de su hermana concita las fuerzas de la vida y las fuerzas de la muerte. Encarnación de Caldera, una trabajadora de la plantación, recobra lo trágico del pasado bananero en un presente sostenido de lucha por la libertad. El teniente, hombre violentamente débil, no reconoce en la acción su impotencia; más bien, oprimido de ánimo, resuelve el conflicto disparando contra una de las tres mujeres indefensas. Verdugo y víctima, la inválida y el uniformado perecen.  Y tras la caída y el flujo de la sangre, recomienza la lección del juego originario: el olvido es la memoria de los hombres sin destino; es el sol que alumbra e la oscuridad del mundo visible y cotidiano.

 

La agonía del difunto, Esteban Navajas

15 de septiembre – 11:00a.m. (Teatro Libre Centro)

Año de estreno en el Teatro Libre: 1977

Agustino Landazábal, poderoso hacendado, finge su muerte para frenar a los miles de campesinos que huyendo de la inundación en las tierras bajas, invaden sus predios. El velorio transcurre al mejor estilo del campo colombiano: corre el licor parejo con las remembranzas sobre el difunto. Al final la farsa se descubre.